Astrogenealogía: el emergente sistémico

Publicado por el 13/02/2017 en Artículos, Astrogenealogía, Astrología | 8 comentarios

lobo emergenteLa familia es un sistema: un conjunto de unidades (individuos) interrelacionadas entre sí, cada una de ellas con diferente nivel de complejidad, límites de permeabilidad variables, sistema de comunicación interno y medio de comunicación exterior.

Al concebir a la familia como sistema, estamos dando por hecho que constituye una unidad, una integridad, por lo que no podemos reducirla a la suma de las características de sus miembros, es decir, la familia no se puede ver como una suma de individualidades, sino como un conjunto de interacciones.

La familia también es un sistema en constante transformación, que cambia y se adapta a las diferentes exigencias del medio externo como las derivadas de sus propias etapas evolutivas. Para ello mantiene un constante equilibrio entre sus fuerzas homeostáticas y sus capacidades de transformación, siempre con el propósito de asegurar continuidad y crecimiento en sus integrantes.

 

En las distintas generaciones ocurren muchos hechos: algunos felices, otros penosos. Hay circunstancias que –por su naturaleza– generan un impacto que se hace eco a través de las generaciones, de las cuales algunos miembros del clan serán los encargados de resolver ese hecho: yo le llamo “emergente sistémico”.

Todos heredamos dones y mandatos del árbol, pero algunos en particular tienen una «carga extra»: la de aportar luz y conciencia a los hechos dolorosos del árbol, ya que la compresión libera. Es el testigo lúcido de los dramas familiares.

En la Formación en Astrogenealogía, exploramos en gran detalle estas nociones. Clic aquí para más información.

El emergente familiar es aquella persona que se interesa por el pasado, quiere investigar, entender los cómo y los por qué. Es el que en algún momento de su vida se aboca a la tarea de armar el árbol genealógico, para preservar la memoria o para realizar un trabajo de sanación. Es el que asiste a un taller de constelaciones familiares, estudia psicogenealogía o se propone bucear en la bioneuroemoción para trabajar lo transgeneracional. Y también, como hemos visto en los talleres con mi colega Claudia Azicri, son quienes se acercan a la Astrogenealogía, para entender desde el lenguaje astrológico su rol en el sistema.

El emergente sistémico es, entonces, la persona que quiere profundizar en las dinámicas familiares. En primer lugar, porque le duele: le duelen las cosas que ocurren y siente que puede hacer algo para aliviar ese dolor. En segundo lugar, porque es más sensible y lúcido que sus ancestros, y entonces puede aportar claridad, conciencia y –más de una vez– cordura y salud a un sistema desequilibrado.

 

Más allá de los intereses personales, o las inquietudes que llevan a investigar, ¿cómo reconocerlo? ¿Qué indicios aparecen en la carta natal? En nuestra experiencia, en la carta suelen aparecer ciertos Signos o Planetas en posiciones destacadas, entre ellos:

  • Sol, Luna y Saturno. El Sol y la Luna son los representante arquetípicos del padre y la madre, lo masculino y femenino. En la carta natal, el Sol es uno de los factores que se vinculan a la identidad, nuestra “forma de ser” mientras que la Luna se vincula al mundo emocional, las necesidades de seguridad y pertenencia. Saturno –entre muchas analogías– representa los mandatos, transmitidos de generación en generación. La presencial de la Luna, Saturno o (en algunos casos) el Sol en la Casa I, indica un interés por lo genealógico.
  • El eje Cáncer/Capricornio. Es el que directamente tiene que ver con los intereses y las tareas genealógicas. Cáncer representa la memoria familiar, el sentimiento de hogar y pertenencia y Capricornio representa las responsabilidades hacia el sistema, aquél que se hace cargo. Entonces, alguno de los dos –o ambos– aparece como signo Solar, Lunar o como Ascendente; también, puede aparecer Cáncer o Capricornio en las cúspides de las Casas IV y X. A veces, también Escorpio de Sol, Luna o Ascendente.
  • La Casa IV. Es el sector que representa el hogar, los padres, las raíces, lo heredado. Esta Casa puede estar ocupada por el Sol o la Luna (sin importar el signo); por Saturno, Quirón, Neptuno o Plutón; o bien, los signos análogos: Escorpio o Piscis en la cúspide de la Casa IV. Estas energías son las que indican experiencias dolorosas o complejas en la niñez, o son testimonio de hechos penosos que ocurrieron en generaciones anteriores y motivan a la persona a buscar para poder solucionar.
  • Las Casas VIII y/o XII ocupadas por cualquier planeta. La Casa VIII con planetas presentes pondrá el acento –desde lo genealógico– en lutos no elaborados, en temas vinculados a herencias o a la sexualidad. El tipo de personaje involucrado en el conflicto estará indicado por el planeta presente (por ejemplo, la Luna o Venus en Casa VIII puede indicar lutos sin resolver de las mujeres de la familia, quizás una abuela o una tía). La Casa XII, por su parte, pondrá el acento en los secretos que el emergente puede llegar a descubrir; también se refiere a ancestros lejanos (bisabuelos hacia atrás) de los que es difícil tener información. El planeta presente dará una pista acerca el personaje, cuya historia nos llega.

 

Cuántos más indicios aparecen en la carta, más fuerte es el llamado que la persona siente, pero en nuestra experiencia, un solo alcanza para que la persona sienta el impulso a investigar.

Y vos, ¿sos un emergente?

 

8 Comentarios

  1. Que increíble!!!! toda mi vida me apasionó esto, hice constelaciones….chusmée en la bioneuroemoción….
    Soy de cancer…ascendente en Capricornio.
    Luna en Aries en casa 4.
    Marte retrogrado en los últimos grados de casa 12.
    Si no tengo todas las características….le pego cerca..
    Gracias Ezequiel…
    Greiss

    • ¡Es asombroso! Ya el hecho de ser Cáncer, Asc. Capricornio te motiva mucho. Por cierto, en este último tiempo me vengo encontrando mucho también con Lunas en Aries. Yo mismo tengo Luna en Aries, y Claudia (quien desarrolla la base de este trabajo, siguiendo las enseñanzas de Daniel Dancourt) también tiene Luna en Aries.
      Gracias por pasar y comentar!

  2. Quiero suscribirme para recibir más información de este estilo que me te encanta

  3. Bueno…que decir!!!! Mi carta tiene de todo para ser un emergente…

  4. hola Ezequiel , me encanto tu relato ! … yo soy Cancer en 22 grados , y la Luna a 29 grados en Piscis . Saturno en Casa 8. Jupiter y Pluton en Casa 12 . No se si soy un emergente , pero se que siempre he estado pendiente de la astrologia , buscando a traves de ella algo para comprender cosas de la vida que de otra forma no les entiendo . Me ayudo vivir mejor y con menos carga , y sigo buscando , y sigo gente maravillosa como tu y otros que el bendito internet me pone a disposicion . Gracias por darme pistas , gracias por ,,la mano,, que tiendas siempre a los que no saben sobre eso mucho . Gracias !

  5. SOY UN EMERGENTE NATO!!

  6. Soy sol ,mercurio y urano en casa xii ! Me apasiona la astrologia!!! Me senti muy identificada!! Muchas gracias

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¿TE GUSTÓ?
¡Suscribite ahora gratis!

Y sabrás antes que nadie cuando publique algo nuevo, recibirás contenido exclusivo y te contaré los secretos mejor guardados de la Astrología, la Numerología y el Tarot.

¡Sólo falta un paso! Ahora tenés que activar tu suscripción desde un correo que te acabo de enviar con asunto "Confirmá tu suscripción" ¡No esperes más!

ezequiel-_sanchez_circle

Sé parte de mi red

 

Regalame tu mail, y tendrás acceso a:

• Reportes sobre el clima astrológico.

• Herramientas astro-numerológicas para tu auto-conocimiento.

Notas y ofertas exclusivas para miembros de mi red.

¡Sólo falta un paso! Ahora tenés que activar tu suscripción desde un correo que te acabo de enviar con asunto "Confirmá tu suscripción" ¡No esperes más!